Por el precio de un Frigopie, mucho más divertido a la par que con peor sabor puedes tener el magnífico libro inspirado en el blog. Pulsa en este enlace y disfruta: Si lo sé, no crezco: Las historias de MundoAcido Aprovecha esta oportunidad de leer el libro del que todos están hablando y cuando digo todos me refiero a algunos miembros de mi familia.

27 febrero 2007

Vecinos

Que no estamos hechos para vivir encajonados en edificios, separados por nuestros vecinos con solidas paredes echas de tocho de dos centimetros de grosor que hacen que oigamos hasta los ronquidos del vecino de abajo, lo sabemos todos (que frase más complicada de leer me ha quedado).

Pese a todo hay leyendas que hablan de seres mitológicos que se llevaban bien con sus vecinos, que como no ese no ha sido siempre mi caso. Nunca llegué a lo que leía hoy en la Vanguardia (noticia) donde explicaba que vecinos se han matado mientras discutían lanzandose granadas. La primera reflexión es: en que mundo más curioso vivimos en que una pelea vecinal acaba como el desembarco de normandía, estoy seguro que alguno de ellos no limpiaba la entrada bien, o hacía ruido por la noche, pero ¡¡TIRARLE DOS GRANADAS!!

Lo cierto es que yo acaricié la idea de que mi antigua vecina de arriba tuviera un accidente, uno de esos que no te mata pero te provoca diarreas incontroladas junto a paralisis de las piernas temporal, nada doloroso.

Mi vecina era bellisima persona, tenía la cara de las brujas de los cuentos y andaba como si en vez de columna vertebral tuviera el palo de una escoba. Lo mejor eran sus costumbres, cada día del año reordenaba su piso moviendo sillas, mesas, sofas, gatos. Su afan reordenador comenzaba sobre las doce de la noche y acababa sobre las cuatro de la mañana.

Yo no soy de natural decidido pero un día subí a comentarle alguna objección sin importancia relacionado con dormir dos horas diarias durante los ultimo tres meses. Me escucho atentamente durante 10 segundos y me insultó a gritos durante 30 minutos.

Dias más tarde, durante los cuales no cejo en su empeño decorador, yo tenía invitados a casa. La única libelula de Barcelona entro por mi balcón. Si hubiera sido una abeja habría alterado mucho a las mujeres que había en casa (.. y a mi también...) pero la cosa es que el bonito insecto provoco un pequeño ataque de histeria que provocó la caida de sillas y bebidas y unos cuantos gritos. 0'98 segundos después enfrente de mi puerta tenía a mi vecina, se ve que se acordó de algunos insultos que quería decirme.

A los pocos días aparecío su... llamale novio, llamale x. En calzoncillos delante de mi puerta diciendo que me iba a partir la cara, que me iba a matar. Tener visiones de los vecinos en calzoncillos delante de la puerta amenzando de muerte no es una visión agradable.

Pocos días despues me enteré que corría el rumor de que la buena mujer era de moral distraida, y de que comerciaba con su cuerpo (ooohhhh!!!!) fijate que eso era algo que yo en un primer momento había atribuido a algun familiar suyo....

Cuando te pasan estas cosas agradeces no tener granadas a mano... />

5 comentarios:

Etiam dijo...

Sr ´Acido...tienes una vida surrealista. Y yo que creia que era la unica que vivia en un entorno lleno de pirados,sniff, me siento supermegaultraidentificada con tus anecdotas y batallitas diarias XD

Sr.Acido dijo...

Mi barrio es surrealista y yo un poco también, yo creo que me estoy transformando por momentos.

meridiano dijo...

¡¡¡Esta entrada es colosal!!!!!
lo que me he llegado a reír xD
Ey, y la visión del vecino en calzoncillos de pesadilla eh!
lo superaste? :D

meridiano dijo...

..salvando las distancias de la noticia en cuestión claro (no se me abre), que la gente está muy mal..
¿Donde quedaron aquellos tiempos en los que los vecinos enemistados tiraban lejía para decolorar el toldo de abajo? por ejemplo...
Y yo sin blog, esto no pué sé.
:D

Anónimo dijo...

je je je..La buena mujer era de moral distrida y comercilizaba ocn su cuerpo..suele pasar..Yo tenía un vecina arriba que tenía tres hijos..un de ellos era mi amigo del alma.Weno el marido de ella dejaba todas las paredes amarillentas del humo del tabaco por combulsivo arte del cigarrillo..Un dia la plamó y la mujer cundo le fui a dar las condolencias,que em iva a volver loka y que rezara ala virgén tres pàdre nuestros..Mare mía Asique mi amigo empezó a deprimirse y esa bonita amistad se acabó.