Por el precio de un Frigopie, mucho más divertido a la par que con peor sabor puedes tener el magnífico libro inspirado en el blog. Pulsa en este enlace y disfruta: Si lo sé, no crezco: Las historias de MundoAcido Aprovecha esta oportunidad de leer el libro del que todos están hablando y cuando digo todos me refiero a algunos miembros de mi familia.

02 febrero 2006

Mirando atrás


Nadie nace enseñado, eso es lo que dicen. Aunque tengo la impresión de que esto se olvida cuando se habla de informática, he llegado a la conclusión de que la gente piensa que la informática no se aprende se induce. Digo esto porque lo normal es enchufar el ordenador recién comprado y esperar que por ciencia ignota uno ya sepa utilizarlo, pero vamos que a mi ya me cuesta manejar la lavadora, no logro entender como la gente pretender saber manejar el ordenador que tiene muchos más botones sin un mínimo de esfuerzo.

Pero esto no siempre fue así, hubo un tiempo en que la informática era una ciencia dura, casi místico, un tiempo en que encendías el ordenador, y tras una larga serie de quejidos mientras leía el disquete de cinco y cuarto, solo tenías el símbolo de sistema, esa maravillosa A:\>_ esperándote a que le dijeras cosas.
Esto es rigurosamente cierto, la primera vez que hice un DIR apagué el ordenador corriendo porque pensaba que había conseguido entrar en alguna red gubernamental o la nasa mismo, es que JUEGOS DE GUERRA me afectó sobremanera.

En mis inicios solo tenía el MS-DOS 3.22 y el MOT, para los que no lo conozcáis el MOT era un juego en el que llevabas al típico empollón de clase, con su gafitas y todo, que en su casa tenía un monstruo al que tenías que proteger evitando que lo viera tu padre, cuando el monstruo te veía te seguía y si te movías muy rápido el tiparraco se perdía, bueno pues a este apasionante juego estuve jugando todo un año porque era auto arranque y el MS-DOS y yo no tuvimos unos inicios de relación fáciles.
Con la salida de Windows 3.1 se oyeron suspiros de alivio a nivel mundial, al verlo, con lagrimas en los ojos pensé: “Esto es el tope de la informática, ya no se puede avanzar más”. Esto lo dije desde mi más profunda ignorancia de MAC y LINUX, para mi solo existían los PCs y Microsoft, bueno por aquella yo era un usuario acérrimo de WordPerfect. ¡Que gran programa el WordPerfect! Cuando escribías una carta parecía que estabas escribiendo dos en paralelo, una con el contenido y otra con los comandos de formato, con esas tiras de cartón que se colocaban sobre las teclas de función, que de aquella solo eran del F1-F10. Hasta la salida del Windows 3.1 el ratón era un periférico innecesario, todo eran combinaciones de teclas, gracias a ellas han salido grandes pianistas, porque para conseguir algunas funciones tenías que dislocarte los dedos.
Pero no se puede decir que estuviera incomunicado, que yo tenía un MODEM IBERTEX, una red de gran utilidad que me permitía jugar a ajedrez con gente desconocida, bueno más que jugar lo que hacía era hacer oberturas, porque justo después se colgaba la conexión. Con la llegada del Windows 3.1, y de mi primer MODEM 33.6 me conectaba vía Infovia con el ¡¡¡TRUMPET!!! Conectarse a Internet antes era casi igual de sencillo que pasar las pruebas de “LA ULTIMA CRUZADA”, habían secuencias de comandos, programas que tenías que arrancar en un orden concreto y por ultimo un gran salto de fe y confiar que no te hubieras dejado nada.
Cuando la conjunción de los astros era favorable te conectabas y podías acceder a la friolera de páginas que ya estaban operativas, de aquella los buscadores famosos eran el Altavista, el webCrawler, el español OLE (que malo que era este).
Con la llegada del Word 6.0 (la verdad que nunca conocí ninguna versión anterior) mi WordPerfect 5.1 en doce mil disquetes de cinco y cuarto cayo en el olvido, de aquella conseguí un disco duro de 4.5 gb y tras hacer mis cálculos llegué la conclusión de que nunca en la vida podría escribir tanto como para llenarlo. También por esta época empecé a cogerle el gustillo a los juegos, antes ya había jugado al Game Over, Golden Axe, Mortadelo y Filemón, Cozumel, Jabato, El Capitán Trueno, por cierto ¿Alguno de los que jugó al capitán Trueno se dio cuenta del ruidito que hacían algunos malos al morir? Me explico, cuando matabas a un tipo de malos de la primera pantalla, el altavoz interno del PC con su inmensa calidad HIFI, hacia un ruido muy peculiar, yo era pequeño y escuchaba ese ruido continuamente mientras andaba por la calle, con lo que llegué a la conclusión de que el Juego era todo un éxito en ventas, pero no fue así la cosa es que el sonido en cuestión es igual al cloqueo de la perdiz, dejando de lado esta pequeña desviación. El caso que por aquel entonces descubrí, el Maniac Mansión, Monkey Island I y II, y el juego que me encantó fue SAM & MAX, pues no le eche horas a ese juego, si hubiera estudiado mates las horas que le dediqué al juego ahora estaría de catedrático.
Pero si una cosa te enseña la edad, es que no hay un limite claro en la informática, con cada nuevo avance pensaba que se había tocado techo y aun hoy pienso que algunos sentidos ya se ha avanzado todo lo que se podía avanzar, pero a cada día que pasa más me sorprendo. Ahora juego al ProEvolution Soccer 5 y me divierto igual que cuando jugaba con el Emilio Butragueño, veo las presentaciones del NeedForSpeed Most Wanted con la misma admiración que cuando miraba las del Test Drive 2 con el flamante Ferrari y el Porsche, mirar atrás va bien para darse cuenta de que no es que las cosas ahora sean peores que las de antes, es que antes, y esto lo digo por experiencia propia, quizá estábamos mas prestos a sorprendernos… ¡Que viejo me hago!

3 comentarios:

swaze dijo...

jajajajaja, me ha encantado el articulo XDDD ya hace algun tiempo yo tambien escribi algo sobre este tema(enfocado tmb en gran parte a los juegos)

la frase que mas me ha gustadod, sin lugar a dudas:

"la primera vez que hice un DIR apagué el ordenador corriendo porque pensaba que había conseguido entrar en alguna red gubernamental o la nasa mismo, es que JUEGOS DE GUERRA me afectó sobremanera."

jajaajajajajaja a mi tambien me afecto esa pelicula XDDDD jamas la podre olvidar, ni mi sensacion delante del ms-dos, esa sensacion de poder, de tener al alcance de tus dedos todo un mundo oculto..

yo tenia un moden superchulo (me encatba) pero no recuero modelo o marca, solo recuerdo que tenia que descolgar el tlf de casa y ponerlo encima del aparatejo para que emitiera las señales por unos altavoces XDDD, lo bueno de todo ello era que podias cortar rapidamente la señal XDDDD

Anónimo dijo...

gran articulo...yo pase horas interminables con las aventuras graficas, loom...etc

Mario dijo...

Jajaja, odiaba Infovia!!! aggg, el olé era una bazura. Pero siempre gusta recordar aquellos tiempos. jejeje no olvidaré como "insonorizaba" el modem con un cojin, ala noche para evitar ke mi madre me riñiera por pasar tantas horas delante de la pantalla.