Por el precio de un Frigopie, mucho más divertido a la par que con peor sabor puedes tener el magnífico libro inspirado en el blog. Pulsa en este enlace y disfruta: Si lo sé, no crezco: Las historias de MundoAcido Aprovecha esta oportunidad de leer el libro del que todos están hablando y cuando digo todos me refiero a algunos miembros de mi familia.

26 febrero 2016

Proxima parada...

Me gusta ver mi vida laboral como si fuera un viaje en tren, voy de parada en parada o de empresa en empresa. En cada estación suben nuevos compañeros y, lo que me da más pena, se bajan compañeros que con muchos he pasado muy buenos momentos.

Ahora estoy en un cambio de estación, después de cuatro años de viaje toca seguir avanzando y emprender nuevos retos con nuevas personas, bueno en realidad no son nuevas a estrenar, son nuevas para mí. En este cambio de estación dejo atrás a mis compañeros de oficina y algunos compañeros más en tierras remotas. Para vosotros, para los que ahora nos separamos escribo estas palabras (si no eres de ellos pero te apetece seguir leyendo perfecto)

Llegué a las oficinas a principios de año, justo después de las navidades y lo primero que llamaba la atención es que hacía un frío digno de un país nordico, las plantas estaban escarchadas, incluso había un poco de nieve en los arcenes de la carretera.

Cuando eres informático te vas acostumbrando a trabajar mayoritariamente masculinos pero en estas oficinas era todo lo contrario, practicamente todo el personal es femenino, entonces es cuando piensas: "¡Ajá!, así que es aquí donde os escondíais".

En alguna que otra empresa me habían dicho eso de que "es un ambiente familiar" aquí era lo más literal posible. A ver si recuerdo todas las combinaciones: Hay dos hermanos gemelos, dos hermanas una de ellas casada con otro de la oficina, hay dos hermanos (hermano y hermana) el esta casado con la hermana de otra compañera... seguro que alguna que otra relación.

Estas relaciones para mi me complicaban la existencia sobremanera, con lo "maruja" que soy yo me he tenido que hacer un pequeño diagrama para ver con quien me metía no vaya a ser que la liara.

Llevo casi 20 años de externo y la verdad que estando aqui es la vez en que mejor he estado y eso que me imagino que tener externos en la empresa debe ser parecido a como cuando te compras una tortuguita esas de la pecera en forma de pera. Al principio te la compras con ilusión, te la miras mucho, le das de ese bote con gambitas que huelen como si las hubieran sulfatado en Chernobyl, la ves como se sube a la islita esa de la palmera. Pero al cabo del tiempo no entiendes muy bien que es lo que está haciendo, ves que hace cosas raras con los ojos y en algunos casos parece que va cogiendo el olor de las putridas gambitas que se come y al final acaba en algún rincón de la galeria o el balcón... Los externos igual, al principio vienen con mucha ilusión parece que van a solucionar todos los problemas de la compañía, algunos incluso vienen con corbata, pero luego empiezan a hacer cosas raras, hablan de cosas raras, algunos incluso huelen raro como si hubieran estado ordenando los huesos de las catacumbas romanas y no hubieran podido ducharse antes de llegar y al final los acaban moviendo a un sitio que no molesten mucho y que puedan ser felices.

Cuando llegué a las oficinas era como esta tortuguita, me pusieron en mitad de la sala al lado de una maceta del tamaño de un bidón a lado del pasillo. Yo entiendo que pasar por mi lado todos los días y ser de las primeras cosas que se veían cuando se abría la puerta no era de lo más agradecido, así que decidieron habilitar una sala que olía como una biblioteca vieja y con vieja quiero decir una biblioteca anexa a la de Alejandría, que le hubiera entrado un poco el humo y se hubiera quedado el olor y alli me trasladaron.

Muchas más situaciones y aventuras pero por el momento me quedaré solo unas ultimas palabras para todos los que dejo atrás:

Han sido unos cuatro años muy buenos. Me llevo muy buenas experiencias y muy buenos compañeros, incluso algunos amigos.

Para terminar un chiste que me dijeron nada más llegar:
- Sabes lo que es un cazo
- Puez un sucezo.


12 noviembre 2015

Pues no dicen que van a hacer un reboot de MacGyver

Tengo un enchufe en mi casa que no va desde hace unos cinco años, he tenido una balda del armario rota unas semanas y la maneta de la puerta del lavabo iba un poco dura.

Todo esto lo tengo en este estado por una bonita conjunción en mi persona: tengo la habilidad manual de un elefante y la memoria de la Dori de Nemo despues de una noche de borrachera. Así que no suelo tener muchas ganas de arreglar cosas y solo me acuerdo de ellas cuando las tengo que usar, eso si tengo una caja de herramientas que podría guardar dentro un lampista pequeño.

Todo esta introducción sirve para explicar la historia del pasado 12 de Octubre, fiesta nacional en España.

Estabamos tranquilos en casa cuando decidimos que teníamos que bañar al perro. Es de color blanco y tenía las patas como si hubiera estado corriendo por una carbonera. Mi perro, que dedica el noventa por ciento del día a dormir, es decirle: "Hoy toca baño" y se pone a temblar como hoja en un tifón. Así que bañarlo es una tarea familiar, yo suelo aguantarlo en la bañera y mi mujer lo enjabona, de esta forma luego los dos tenemos un bonito lumbago.

Estaba mi mujer aguantando mi perro en la bañera mientras yo deambulaba por la casa buscando los geles del perro que solo llevan 12 años en el mismo sitio. Al entrar en el lavabo vi al perro intentando escalar la bañera mientras mi mujer:

- ¿Traes las toallas del perro? Te dije que trajeras las toallas

- No... - dije con ese tono de "pues esa parte del mensaje no me llegó nunca" - Voy a por las toallas.

Al volver con las toallas seguía mi perro con cara de estar maldiciendo su tamaño y no poder zafarse de las garras de mi mujer.

- No cierres la puerta que el otro día no iba ... - Me decía mi mujer mi mujer, mientras mi cerebro ocupado en sus cosas no le dio la orden a tiempo al brazo, que he descubierto que es como un barco, desde que le das la orden de parar hasta que para puede pasar un rato. Cerré la puerta.

- Bueno, iba un poco dura pero siempre se abre. - dije mientras accionaba la maneta, que iba muy suave para lo dura que iba 5 minutos antes.

- Ahora no se abre la puerta - Son de esos momentos en que los pensamientos se pueden escuchar y yo claramente escuchaba "Te lo dije"

- Que si ya verás - Volvi a accionar la maneta que iba a perfección salvo por el hecho de que el pestillo estaba ahí a su bola, como si no fuera con el la cosa - pues no se abre.

- Pues ya me dirás que hacemos, estamos aqui encerrados.

- Voy a abrir la puerta - Intentaba que mi tono transmitiera seguridad, confianza, tranquilidad. Vamos todo lo que no estaba sintiendo por dentro.

La maneta funcionaba como nunca, suave, precisa, hacía todo el arco a la perfección. Solo el pequeño detalle de que el pestillo no se movía ni un milimetro hacía intuir que algo se había roto por dentro. Hay un dicho que dice que si haces las cosas de la misma forma no esperes obtener resultados diferentes, pues se cumplió. Por mucho que le daba a la maneta la puerta seguía obstinada en mantenerse cerrada. En mi mente apareció un dibujo animado de un videojuego que se jugaba en la tele de cuando yo era pequeño, el Hugo. Cuando moría siempre decía: "Ahora tu dirás".

- Pues habrá que llamar a tus padres para vengan con su llave y la abran desde fuera.

- Me he dejado el movil fuera - El tono no podía haber sido de mas culpabilidad si hubiera añadido "y tambien he matado a todos los vecinos"

- Pues mi movil también esta fuera

Tan lejos y tan cerca a la vez.

Cuando todo lo racional falla hay que probar lo surrealista y en esto soy especialista, es mi mundo, así que desaté el pensamiento irracional que normalmente tengo encerrado cara a la pared en mi cerebro.

Primer intento de abrir la puerta: Desmontar la cerradura con la pinza de quitarse los pelos de las cejas. Pude quitar el primer adorno de la maneta, el primer tornillo no sin problemas. Pero nunca podré agradecer suficiente al ebanista que me colocó las puertas que hubiera pasado el tornillo conviertiendolo en un remache. Después de todas las ideas de cosas que le haría que se me pasaron la mente creo que la inquisición se debió inventar cuando alguien se quedó encerrado en una letrina.

El resultado de este primer intento fueron unas pinzas rotas y el nivel de odio incrementado.

Segundo intento de abrir la puerta: Clavar unas tijeras de cortar las uñas en el pestillo e irlo moviendo haciendo palanca. Por extraño que pueda parecer las uñas, al menos en casa, son menos resistentes que el metal y las tijeras solo consiguieron arañar el metal del pestillo y la madera del marco de la puerta.

A todo esto la desesperación habia tomado forma humana y estaba sentada en el bidet. Una idea sobrevolaba el ambiente: "Y si no consigo abrir la puerta".

Entre idea surrealista e idea mas surrealista ibamos asomandonos por la ventanita del lavabo a gritarle a los vecinos a ver si alguien nos oía. Pero como debemos tener los vecinos mas militaristas del mundo estarían todos viendo los desfiles militares y nadie nos escuchaba.

- Pues como mañana tenemos que ir a casa de tus padres, cuando no vayamos y no contestemos al telefono, entonces nos buscaran y supongo que acabarán viniendo a casa a ver si nos ha pasado algo. - Mi mujer estaba ya imaginandose durmiendo en el lavabo, la desesperación del bidet parecía que había crecido un poco más mientras jugaba con las esponjas que estaban guardadas dentro del bidet.

Miré a mi alrededor, esperando encontrar una caja de herramientas que se me hubiera pasado por alto en algún momento. Entonces en la cesta de los geles vi una esponja de esas que te sirven para cambiar la piel en cada ducha o para lijar un tablón de ébano. Esa esponja tenía una pequeña cuerda para colgarla del grifo mientras no la usas para decapar un barco.

Tercer intento de abrir la puerta. Corte la cuerda de la esponja con las tijeras de las uñas, con una lima de las uñas la fui empujando hasta que la pasé por el otro del pestillo, la recuperé por debajo del pestillo con la lima de las uñas. Encajé la cuerda con el pestilló y tiré de los dos extremos, el pestillo se movió y entonces... la cuerda pasó por enmedio del pestillo sin que se hubiera movido suficiente como para abrirla. Pero el mayor avance en la última hora así que pensé que necesitaba una cuerda mas gorda pero mi surtido de cuerdas y sogas en mi lavabo se acababa con aquella cuerdecita. Pero todo era más sencillo, le hice un nudo a la cuerda. Con un poco más de esfuerzo repetí todo el proceso, encajé el nudo en el pestillo y ahora cuando tiré mucho más despacio la puerta se abrió.

He de reconocer que aún ahora un poco de orgullo me sube cuando pienso en lo ocurrente de la idea y de como de un problema que yo habia creado había podido salir, incluso habíamos podido salir del lavabo.

Al final no lavabamos al perro y creo que después de una hora y media los tres encerrados juntos, se le ha quitado un poco el miedo al agua.

30 junio 2015

De como fallan los seguros y la importancia del frio

Esta historia se remonta a un cálido día de Junio cuando mi mujer me dice:
- Se ha descolgado el toldo y tendríamos que cambiar el aire acondicionado.
Cada vez que hay que hacer algo en casa me siento un poco como Teseo y sus trabajos, o mejor como Ulises antes de partir en la Odisea. Me dan ganas de despedirme de mi familia y emprender los trabajos que muy probablemente acabarán con mi muerte.

Todo el mundo me dijo una frase "El toldo te lo cambia la compañía del seguro". Era como un mantra. Así que ante la certeza de que me ahorraría un dinero y un riesgo para mi seguridad y la integridad del edificio llamé a la compañía. National Netherlanden es la mía, como método de contacto un 902..

- Hola buenos días
- Buenas mire...
- Si su llamada tiene que ver un siniestro ya comunicado pulse o diga uno
Tras unas cuantas pulsaciones
- Todos nuestros operadores están ocupados espere por favor... I, I BET MY LIFE ON YOUUUUU - la locución la hacen como si estuvieran en el lavabo de la opera susurrando y la música la ponen como un concierto de ACDC en una cueva - I BET MY LI.. todos nuestros operadores están ocupados por favor espI BET MY LIFE ON Y - La música interrumpiendo a si mismos, era como un DJ loco - I BET MY LHola buenos días le atiende Carmen, con quien tengo el placer de hablar - si hablar conmigo es un placer para esta señora le pide poco a la vida, será feliz.
- Hola me llamo David y mire quería not
- Hola don David
- Hola, mire quería noti
- Es usted asegurado nuestro - Nooo, soy de Mapfre pero he pensando voy a notificarlo a los National Netherlanden a ver si cuela.
- Si, si. Por si quiere ir buscando mi ficha mi DNI es 435
- Si por favor dígame su DNI - Nunca se me habría ocurrido y le acabo de dar mi DNI - Que le sucede Don David.
- Mire yo tengo un toldo - Después de tanto rato ya no sabía ni para que llamaba y cuando me pongo un poco nervioso hablo como si fuera tonto, como si fuera más tonto. - Yo tengo un toldo de tipo cortina, el riel se ha descolgado y el peso del toldo ha doblado el riel y ahora esta roto
- Tiene usted un toldo
- Exacto
- ¿Sabe el día en que el riel se descolgó?
- Posiblemente era el día 20 o 21 de mayo
- Podría ser más preciso - Si el 20 de mayo a las 16:45, estaba yo asomado como hago todos los dias mirando el toldo esperando que suceda algo, tengo una vida frenética.
- Pongamos que era el 20
- Esto es muy importante
- Pongamos que era el 21 ¿Qué respuesta es la buena?
- Es que necesito saber si ese día había viento suficiente para romper un toldo.
- El mio lo rompió, ¿Cuanto es viento suficiente?
- Lo siento no se lo puedo decir aunque si tiene su contrato se lo tiene que poner
- Un huracán no era pero hacía bastante viento. No suele habar huracanes en mi barrio.
- Le mandaré un perito ¿Correcto?
- Correcto, por favor no tarden el riel está muy descolgado y me da miedo que caiga.
- El perito se pondrá en contacto con usted

Bueno pues me quedé esperando la llamada del perito que se puso en contacto con mi mujer y a los dos o tres dia vino por casa.

- Hola, ¿Donde tiene el toldo?
- Buenas, pues mire lo tengo en la terraza - El técnico me miró con esa mirada condescendiente del que está tratando con alguien que no da para más
- Ya pero, donde está la terraza
- Enfrente
- Veo que el riel esta roto, voy a echarle fotos, voy a medir, ¿Recuerda el día en que le pasó?
- Pues creo que sería el 20 o 21
- Esto se lo pedirán en la compañía.
- Ya ya, si he habla...
- Pues le diremos algo. Le llamarán de la compañía - y se marchó.

Pasaron dos o tres días mas y llame a la compañía. Un poco más de I BET MY LIFE ON YOU y otra simpatica sra. llamada Carmen. Si te llamas Carmen y tu voz no es desagradable tienes futuro como trabajadora de National Netherlanden.

- Enviaremos a una perito de la compañía para ver si fue del viento
- La enviarán al pasado - eso si que son recursos.
- Mirará el toldo y le dirá.

Al día siguiente vino la perito, muchas más hojas que el anterior, más profesional. Si el anterior medía con cinta métrica está con láser. Pero el mismo resultado "Ya le diremos algo en unos días"

Pasados unos días volví a llamar. Canté a coro el I BET MY LIFE ON YOU, me está empezando a gustar, salta la voz de la tercera Carmen en mitad de mi concierto privado

- Lamentamos decirle Don David que no había viento suficiente en los días indicados para romper un toldo
- No obstante se rompió
- Ya sabe el desgaste, la mala instalación. Sentimos decirle que no lo cubre su póliza.
- Ni siquiera una parte? - La pregunta era tan tonta que me dio vergüenza haberla hecho al instante
- No lo siento
- Me puedo dar de baja del seguro - La amenaza
- Puede - Esta Carmen era una mujer dura - Pero le subirán la hipoteca.
- Vale ya veré lo que hago. Gracias Carmen.

Comenzaba la búsqueda de algún instalador de toldos. Tras varias llamadas, correos, visitas, amenazas de instalarlo yo e incluso un intento fallido de intentar convencer a mi mujer que lo que se llevaba ahora en vez de toldos eran cortinas interiores enganchadas con velcro (que no coló porque mi reputación como decorador está muy minusvalorada) hemos contratado a unos instaladores que, espero en breve, vendrán a colgar el nuevo toldo.

Encarrilada la sustitución del toldo tocaba encarar la sustitución del aire acondicionado.

Pedí presupuesto a Gas Natural, mi compañía suministradora de luz y gas. Un simpático señor comercial, me habló de las bondades del aire acondicionado DAITSU, De lo mejor del mercado, la segunda marca de FUJITSU, gasta tan poco que me tendrán que hacer ingresos en cuenta en vez de pagar yo. Que si es Inverter aplusplusplus. Que si viene cuando le llamas. Que son poco más de tres mil euros. TRES MIL EUROS. 3.000 EUROS. Casi a euro por frigoría. En estos casos: voz neutra, despedida cortés, ya le llamaré no se preocupe ahora le tengo que dejar que tengo que escandalizarme un poco. TRES MIL EUROS.

Probamos otro instalador, este uno de esos que te vienen en sus ratos libres, que le ha instalado a un amigo, que trabaja muy fino, que es muy barato y... nunca más se supo de él. Nunca devolvía las llamadas, ni los mensajes. Lastima, tenía tan buena pinta.

Otro instalador recomendado, esta es una empresa. Trabajan fino, muy resolutivos, muy simpáticos las mejores máquinas.

Vienen a casa, miran la instalación. "Lastima tenemos que cambiar la instalación porque el que tu tienes utiliza un gas que no ya está prohibido y el nuevo utiliza otro tipo de tuberías". Bueno pues nada a cambiar tuberías.

- Me han dicho que la marca DAITSU es buena
- Que va, la marca DAITSU es la marca blanca de FUJITSU y mejor cogete una maquina que te dure mínimo 10 años. Panasonic son muy buenas.
- Vale Panasonic sea
- Mira un motor dos splitters te saldría con la instalación de unas 4000 frigorías ¿Te parecen bien 4000 frigorías? Yo creo que si 2000 frigorías en cada splitter. Te saldría por mil novecientos. - Maddre mia otra vez que precios, pero ya había mirado en otros sitios y es lo que era así que p'alante a gastar dinero
- Venga. ¿Cuando comenzamos?

Unos días mas tarde comienza la instalación. Previa a la instalación había tenido que ir a sacar dinero y a mí me pasa una cosa: Si yo saco 20 euros no pasa nada. Pero como saque más de 100 estoy convencido de que la gente lo nota y para esto que saqué en montones de 600 iba por la calle desconfiando hasta de los niños en triciclo.

Para instalar el aire había que mover mi armario. Así que a vaciar el armario, montañas de ropa, jerseys de tallas imposibles recuerdos de cuando salía a correr cada día, esperanzas de que algún día volveré a ponérmelos.

Acaban la instalación todo perfecto.

Llega la noche, mi piso a la temperatura del metro en hora punta sin ventilación (pero no con el olor, que mi casa huele muy bien). Ponemos el aire, hace sus pitidos y a los diez minutos parpadea una luz y se apaga no volviéndose a encender más. Código de error H16.

Llamo al chico, viene el chico, puede ser que se hayan cruzado unos mandos. Descruza unos cables. Probamos. Se enciende pero no enfría. Puede ser la placa base, como en la caldera (la historia se repite). Llama al otro chico. Viene con más herramientas, miden la presión y se ha perdido el gas. Hay una fuga...

Buscar la fuga les llevó un par de horas y otro movimiento de armario. Cerrada la fuga el aire zumba, enfría y se mueve como debería. Todo perfecto.

Salvo que de tanto mover el armario se ha roto y ahora tengo que arreglar las baldas. ¿Es que no puede pasar nada en mi casa sin consecuencias?