Por el precio de un Frigopie, mucho más divertido a la par que con peor sabor puedes tener el magnífico libro inspirado en el blog. Pulsa en este enlace y disfruta: Si lo sé, no crezco: Las historias de MundoAcido Aprovecha esta oportunidad de leer el libro del que todos están hablando y cuando digo todos me refiero a algunos miembros de mi familia.

26 febrero 2016

Proxima parada...

Me gusta ver mi vida laboral como si fuera un viaje en tren, voy de parada en parada o de empresa en empresa. En cada estación suben nuevos compañeros y, lo que me da más pena, se bajan compañeros que con muchos he pasado muy buenos momentos.

Ahora estoy en un cambio de estación, después de cuatro años de viaje toca seguir avanzando y emprender nuevos retos con nuevas personas, bueno en realidad no son nuevas a estrenar, son nuevas para mí. En este cambio de estación dejo atrás a mis compañeros de oficina y algunos compañeros más en tierras remotas. Para vosotros, para los que ahora nos separamos escribo estas palabras (si no eres de ellos pero te apetece seguir leyendo perfecto)

Llegué a las oficinas a principios de año, justo después de las navidades y lo primero que llamaba la atención es que hacía un frío digno de un país nordico, las plantas estaban escarchadas, incluso había un poco de nieve en los arcenes de la carretera.

Cuando eres informático te vas acostumbrando a trabajar mayoritariamente masculinos pero en estas oficinas era todo lo contrario, practicamente todo el personal es femenino, entonces es cuando piensas: "¡Ajá!, así que es aquí donde os escondíais".

En alguna que otra empresa me habían dicho eso de que "es un ambiente familiar" aquí era lo más literal posible. A ver si recuerdo todas las combinaciones: Hay dos hermanos gemelos, dos hermanas una de ellas casada con otro de la oficina, hay dos hermanos (hermano y hermana) el esta casado con la hermana de otra compañera... seguro que alguna que otra relación.

Estas relaciones para mi me complicaban la existencia sobremanera, con lo "maruja" que soy yo me he tenido que hacer un pequeño diagrama para ver con quien me metía no vaya a ser que la liara.

Llevo casi 20 años de externo y la verdad que estando aqui es la vez en que mejor he estado y eso que me imagino que tener externos en la empresa debe ser parecido a como cuando te compras una tortuguita esas de la pecera en forma de pera. Al principio te la compras con ilusión, te la miras mucho, le das de ese bote con gambitas que huelen como si las hubieran sulfatado en Chernobyl, la ves como se sube a la islita esa de la palmera. Pero al cabo del tiempo no entiendes muy bien que es lo que está haciendo, ves que hace cosas raras con los ojos y en algunos casos parece que va cogiendo el olor de las putridas gambitas que se come y al final acaba en algún rincón de la galeria o el balcón... Los externos igual, al principio vienen con mucha ilusión parece que van a solucionar todos los problemas de la compañía, algunos incluso vienen con corbata, pero luego empiezan a hacer cosas raras, hablan de cosas raras, algunos incluso huelen raro como si hubieran estado ordenando los huesos de las catacumbas romanas y no hubieran podido ducharse antes de llegar y al final los acaban moviendo a un sitio que no molesten mucho y que puedan ser felices.

Cuando llegué a las oficinas era como esta tortuguita, me pusieron en mitad de la sala al lado de una maceta del tamaño de un bidón a lado del pasillo. Yo entiendo que pasar por mi lado todos los días y ser de las primeras cosas que se veían cuando se abría la puerta no era de lo más agradecido, así que decidieron habilitar una sala que olía como una biblioteca vieja y con vieja quiero decir una biblioteca anexa a la de Alejandría, que le hubiera entrado un poco el humo y se hubiera quedado el olor y alli me trasladaron.

Muchas más situaciones y aventuras pero por el momento me quedaré solo unas ultimas palabras para todos los que dejo atrás:

Han sido unos cuatro años muy buenos. Me llevo muy buenas experiencias y muy buenos compañeros, incluso algunos amigos.

Para terminar un chiste que me dijeron nada más llegar:
- Sabes lo que es un cazo
- Puez un sucezo.


2 comentarios:

Tania Muñoz dijo...

Grande muy grande. Yo si que voy a hechar de menos nuestras conversaciones. Buen viaje y si algún dia necesitas algo de nuestra estación aqui estamos. Un beso tortuguita.

Tania Muñoz dijo...

Grande muy grande. Yo si que voy a hechar de menos nuestras conversaciones. Buen viaje y si algún dia necesitas algo de nuestra estación aqui estamos. Un beso tortuguita.