Por el precio de un Frigopie, mucho más divertido a la par que con peor sabor puedes tener el magnífico libro inspirado en el blog. Pulsa en este enlace y disfruta: Si lo sé, no crezco: Las historias de MundoAcido Aprovecha esta oportunidad de leer el libro del que todos están hablando y cuando digo todos me refiero a algunos miembros de mi familia.

14 mayo 2007

El hijo prodigo ha vuelto

Es cierto los rumores que circulan por las calles, lo que has oido es verdad... ¡HE VUELTO AL GIMNASIO! Después de casi un año de inactividad, de que la máxima actividad que he hecho a sido levantar un boli en 3 series de 15 repeticiones.

El caso es que frente a mi casa hay un gimnasio y como últimamente sentía que no estaba exponiendo mi vida a suficientes problemas y una buena manera de sufrir es apuntandose al gimnasio y como este está muy cerca de mi casa pues fue el escogido.

Para definir el gimnasio la palabra cutre se queda corta. Para empezar diré que el vestuario es modelo Alcalá Meco (modelo carcelario) unos bancos sin respaldo bien situados para que te puedan ver en pelotas desde todos los angulos posibles, hay unos palos con ganchos para que puedas colgar de ellos la ropa y las toallas como si fueran reses en el matadero, las taquillas son armaritos donde el cierre es una ahujero donde poner el candado. Desde el vestuario a las duchas has de ir por un pasillo con una puerta de cristal translucido, el primer dia que iba yo por ese pasillo con mi toallita atada a la cintura abrieron la puerta y me quedé frente a la piscina, dan ganas de saludar a las cuatro abuelillas que se quedan mirando (he de recordar siempre pasar con la toalla tapandome las vergüenzas o por lo menos pasar haciendo algun numerito para mi nuevo publico).

Antes de llegar al las duchas hay que dejar colgadas las toallas asi que el último tramo a las duchas ya no hay tapavergüenzas posible.

El modelo de las duchas ya no es de Alcala Meco sino de alguna carcel del Mexico profundo. Estan puestas en dos de las cuatro paredes y dos estan como para timidos tapadas por dos muros. Eso si de las duchas este sería el recuento:

hay una que tiene el pulsador roto y cuando le das sale el agua por el pulsador y no sube, hay otra que tiene la tubería del agua caliente rota a la altura del pulsador también con lo que cuando le dás sale un chorro de agua hirviendo a la altura del culo que te hace pegar un bote hacia adelante al medio de las duchas a lo fiebre el sabado noche. Hay una que no tiene presión y para mojarte tienes que restregarte por la pared por donde va cayendo el agua, esta opción esta descartada porque no esta bien visto en unas duchas publicas que alguien se contonee buscando el agua. Después hay otra ducha que corta el agua caliente, asi cuando le apetece corta el agua caliente y suple la falta de agua caliente con más fria (para mantener la presión) con lo que está bien porque los gritos que doy a lo Michael Jackson son espectaculares (YIHIIIII), lo bueno es cuando coincide que a alguien se le quema el culo en la otra ducha pega el bote y otro le cae el chorro frio y grita YIHIIIII.

Hay dos que son normales, pero esas no tienen emoción.

Pues esto es solo el vestuario otro día contaré un poquillo más de mi plan de trabajo y compañeros de gimnasio (impagables)

1 comentario:

Etiam dijo...

Me ha emocionado saber que al menos tenías habilidad y fuerza suficiente para hacer ejercicios con el boli, me ha emocionado más aún ver tu vuelta al redil, aunque me pregunto si te has metido en un gimnasio o en una réplica de la cárcel de American History X...