Por el precio de un Frigopie, mucho más divertido a la par que con peor sabor puedes tener el magnífico libro inspirado en el blog. Pulsa en este enlace y disfruta: Si lo sé, no crezco: Las historias de MundoAcido Aprovecha esta oportunidad de leer el libro del que todos están hablando y cuando digo todos me refiero a algunos miembros de mi familia.

16 septiembre 2009

¿El último para hablar?

Pais este (Gran Forges). Leo en la edición digital de los periódicos que el congresista americano que dijo eso de "Lie", "Liar" o algo parecido a Obama se ha tenido que disculpar en privado, en publico y encima le ha caido una regañina seria del congreso. Poco antes había visto en el telediario matinal como a unas palabras de Zapatero, creo que defendiendo la subida de impuestos (que me hace tanta ilusión como que me congelen el sueldo cinco años mientras me suben la hipoteca), recibió como respuesta una pañolada de la parte pepera seguida de aplausos de la propia seguida de abucheos de la contraria, y se ve que porque los pararon porque había alguno ya preparando las bocinas esas que suenan en los campos de futbol.

Mis conocimientos de politiqueo se limitan a escuchar por las mañanas como cuatro tertulianos hablan de lo que tendríamos que hacer si el constitucional rebaja el estatut (Qué dicho así suena como si tuvieras que esperar para comprartelo a ver si te sale más barato) y por las tardes cuatro tertulianos hablando de si que me suban los impuestos va a ser bueno para reactivar mi economía o si Zapatero / Rajoy es el mensajero del Diablo.

Por este desconocimiento me sorprende sobremanera este diferencia de rasero, en EEUU un hombre suelta una palabra interrumpiendo el discurso del presidente y han estado a punto de enviarlo de embajador a Venezuela a resumir los discursos del Chavez y aquí parece que estemos en un estadio de regional y lo hayamos asumido como lo más normal de personas adultas.

Cuando yo era pequeño miles de ideas geniales murieron en mi cabeza asesinadas por la frase de: "Cuando los mayores hablan los niños escuchan", claro y tanto escuche que ahora tengo la mala costumbre de respetar los turnos en las conversaciones. Es un arte difícil de conseguir, consiste en ver cuando se calla el otro para hablar tú. No me imagino yo a los médicos de un hospital hablando sobre el tratamiento de un paciente y si hay discrepancias pañolada al otro.

Creo recordar que la mayoría de los congresistas y políticos han tenido padres, ¿Por qué esos padres no les enseñaron a respetar los turnos la hablar? Si no saben respetar los turnos hablando, no querrías verlos en la cola de las cajas en el super. Que ni se les ocurra ir al Día, porque se le cuelan a la abuela cinmeriana guardiana de la sagrada cola de la caja y del bolsazo que se llevan les quedan les mandan los impuestos más allá de los congelados.

Tampoco me quisiera yo ver en el supuesto de tener que hablar con un político, con esta manía que tienen de hablar como si te estuvieran dictando, un dictado de final de EGB eso sí, sin decirte los signos de puntuación. ¿Por qué a la gente le gusta escuchar al Buenafuente y se duerme con Zapatero? Dejando de lado que Buenafuente no suele decirte que te va a ayudar quitándote diez euricos al mes, Zapatero habla como si quisiera que tomáramos apuntes. Siempre estoy esperando que diga: "¿Lo tenéis todos? ¿Puedo seguir?" Hablar es pedir a gritos que te interrumpan, pero un interlocutor educado se espera, se espera a costa de su ulcera, aunque le revienten las arterias de las ganas de contestar. Se espera, contesta y luego si quiere se muere.

Voy a intentar exponer algunas ideas que harán que el congreso de los diputados sea mucho más ágil y respetuoso:

  • Crear el rincón para pensar. Si alguien interrumpe se le manda al rincón o se le obliga a ver los "Informes Semanales"desde el 1980 a 1990.
  • Prohibido decir frases que comiencen por "Es que ustedes...", "En la anterior legislatura...", o cualquier otra que haga referencia a la ineptitud de los demás. Se institucionalizará una madre que ante cualquier frase de estas diga: "Si tus amigos se tiran de un puente, ¿Tu también te tirarás? Pues haz el favor de hacer las cosas bien".
  • Un político no puede ser que habla como si se hubiera comido a Pedro Ruiz después de leerse el diccionario de la RAE. Agilidad, agilidad. Frases concretas, ideas claras. Se colocará un comité de sabios formado por seis abuelos, si alguno de los abuelos considera que estamos perdiendo el tiempo o que no se habla más que de chumina's se castigará a los participantes con tres vueltas al congreso, si hay reincidentes serán diez flexiones.

No quiero tampoco ahora ponerme muy pesado con politiqueos. Pero todo esto me da por pensar donde queda la educación y sobre todo me da por pensar en un extraño circulo vicioso:
  1. Políticos que se faltan el respeto en los órganos de gobierno intentando corregir los problemas.
  2. Contertulios que se faltan el respeto defendiendo a los políticos afines.
  3. Personas que se faltan el respeto en las conversaciones con otros de diferentes ideologias
  4. Todo el mundo se exaspera cuando le llevan la contraria
  5. Los niños van como motos y son pequeños tiranos en potencia a los que no se les puede contradecir.
  6. Los niños agreden a los maestros porque intentan corregir malas actitudes.
  7. Goto 1.

Todo esto no puede significar más que, me estoy haciendo viejo.

2 comentarios:

coletas dijo...

como siempre, dando en el clavo...

Anónimo dijo...

santa razon, primo